Coplas de canciones para niños

Buen día a todos nuestros queridos lectores. En el articulo que leerán a continuación encontrarán un compilado con las mejores coplas infantiles de canciones para que puedan disfrutar en el jardín, la primaria o en cualquier lugar y momento del día. Diviértete un domingo lluvioso y gris con estas divertidas coplas de canciones, te aseguro que alegrarán tu día y divertirás a los más pequeños.


Coplas de canciones infantiles para niños

En medio del árbol canta
el pájaro cuando llueve
y canta con la garganta
cuando el corazón le duele;
también de dolor se canta
cuando llorar no se puede.


Que llueva, que llueva,
la vieja de la cueva,
los pajaritos cantan,
las nubes se levantan,

¡Qué si!
¡qué no!
que caiga un chaparrón,
con azúcar y turrón,
que rompa los cristales de la estación.

Que siga lloviendo
los pájaros corriendo
florezca la pradera
al sol de primavera

¡Qué si!
¡qué no!
que caiga un chaparrón,
con azúcar y turrón,
que rompa los cristales de la estación.


¿De qué le sirve al cautivo
tener grilletes de plata
y de oro las cadenas
si la libertad le falta?


La bala que a mí me hirió
también hirió al comandante,
a él lo hicieron capitán
y a mí soldado como antes.


Al lado de una laguna
estaba echado Don Puma,
fumando su cigarrillo
hacía mal una suma.


Estaba la tuza sentada,
sentadita en un balcón y
el pícaro de la tucita
le jaló el camisón.

Ya la tuza se murió,
ya la van a enterrar
entre cuatro zopilotes
y un ratón sacristán.

Tan, tan, tocan la puerta.
Tan, tan, que le van a abrir.
Tan, tan, que será la tuza.
Tuza déjame dormir.


La gallina puso un huevo
pero lo puso movido
de tanto bailar bambuco
con el gallo amanecido.


Corre la liebre ligera
el zorro corre muy atrás.
¡Qué mala que es la carrera
si no la puede alcanzar!


A las tres de la mañana
empecé a escuchar un grillo
andaba muy ocupado
afilando su cuchillo.


Tus ojos morena
se parecen a ti,
porque pestañean
como un colibrí.


Al pasar por tu ventana
me tiraste un limón
Ya no me tires otro
que me hiciste un chichón


Tengo, tengo, tengo, tú no tienes nada, tengo tres ovejas en una cabaña. Una me da leche, otra me da lana, otra me mantiene toda la semana. Caballito blanco, llévame de aquí, llévame hasta el pueblo donde yo nací.


Las mejores coplas infantiles de canciones

La niña María ha salido en el baile Que baila, que baila, que baila Y si no lo baila Castigo le dará Por lo bien que lo baila hermosa Soledad Salga usted Que la quiero ver bailar.


Yo tenía diez perritos, yo tenía diez perritos, uno se perdió en la nieve. no me quedan más que nueve. De los nueve que quedaban (bis) uno se comióun bizcocho. No me quedan más que ocho. De los ocho que quedaban (bis) uno se metió en un brete. No me quedan más que siete. De los siete que quedaron (bis) uno ya no le veréis. No me quedan más que seis. De los seis que me quedaron (bis) uno se mató de un brinco. No me quedan más que cinco. De los cinco que quedaron (bis) uno se mató en el teatro. No me quedan más que cuatro. De los cuatro que quedaban (bis) uno se volvió al revés. No me quedan más que tres. De los tres que me quedaban (bis) uno se murió de tos. No me quedan más que dos. De los dos que me quedaban (bis) uno se volvió un tuno. No me queda más que uno. Y el perrito que quedaba (bis) se metió para bombero no me queda ningún perro.


La cabra suelta en el huerto
andaba comiendo albahaca.
Toronjil comió después
y después tallos de malva.

Era blanca como un queso
como la Luna era blanca.
Cansada de comer hierbas,
se puso a comer retamas.

Nadie la vio sino Dios.
Mi corazón la miraba.
Ella seguía comiendo
flores y ramas de salvia.

Se puso a balar después,
bajo la clara mañana.
Su balido era en el aire
un agua que no mojaba.

Se fue por el campo fresco,
camino de la montaña.
Se perfumaba de malvas
el viento, cuando balaba.


En la vida hay seis pilares
que tu los debes seguir,
siembra siempre el respeto
y en tu vida sé feliz.


Pajarillo, pajarillo,
pajarillo bandolero,
con ese cantar que tienes
te pareces al jilguero.


Paloma blanca,
piquito de oro,
que con tus alas volando vas,
pasas los montes, pasas los ríos,
pasas las olas del ancho mar.


Lloviendo está sobre el río
y ya saltan los pescados,
así salta el corazón mío
cuando te veo en algún lado.


Yo tenía diez perritos, yo tenía diez perritos,
uno se perdió en la nieve.
no me quedan más que nueve.

De los nueve que quedaban (bis)
uno se comióun bizcocho. No me quedan más que ocho.

De los ocho que quedaban (bis)
uno se metió en un brete.
No me quedan más que siete.

De los siete que quedaron (bis)
uno ya no le veréis.
No me quedan más que seis.

De los seis que me quedaron (bis)
uno se mató de un brinco.
No me quedan más que cinco.

De los cinco que quedaron (bis)
uno se mató en el teatro.
No me quedan más que cuatro.

De los cuatro que quedaban (bis)
uno se volvió al revés.
No me quedan más que tres.

De los tres que me quedaban (bis)
uno se murió de tos.
No me quedan más que dos.

De los dos que me quedaban (bis)
uno se volvió un tuno.
No me queda más que uno.

Y el perrito que quedaba (bis)
se metió para bombero no me queda ningún perro.


Un elefante se balanceaba
sobre la tela de una araña,
como veía que resistía
fue a llama a otro elefante.


Hemos llevado a la capilla
rosas y campanillas
promesas, tristezas y alegrías
y mucho amor a Jesús y María.


Paloma blanca, piquito de oro,
que con tus alas volando vas,
pasas los montes, pasas los ríos,
pasas las olas del ancho mar.


Tú que te las das de sabio
di, si puedes contestar:
¿con cuántas jarras de miel
se endulza el agua del mar?


Si quieres que yo te quiera
lo será con condición
que lo tuyo sea mío
y lo mío tuyo no.


Esperamos que el articulo haya sido de su agrado, No se olvide de compartirlo en las redes sociales para que otros niños y por que no adultos puedan divertirse con las coplas de canciones. Ante cualquier problema o inquietud no dudes en dejar un comentario debajo, te responderemos al instante.

Hasta pronto!!!

Mauro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.