50 Poemas cortos y fáciles para niños

Buenas tardes lectores, en el dia de la fecha decidimos traerles un maravilloso articulo con una gran variedad de poemas cortos y faciles para que puedan disfrutar sus ninos y aprender de una forma divertida y sencilla. Encontraras poemas pertenecientes a las siguientes categorias: Poemas para kinder garden, poemas para ninos de primaria, poemas en ingles, poemas de amor, poemas con derecho de autor, entre otros.

Poemas fáciles y cortos para niños de Kinder

Aquí encontraras los mejores poemas especialmente destinados a los niños de jardín o kinder garden. De esta forma, ellos podrán aprender un poco de literatura de una forma divertida y pegadiza, y a su vez tratando temas acorde a su edad.


Espera, espera,
lorito, no te vayas a Perú.
Espera, espera, bonito,
loro verde, loro azul.
No te vayas por el mar
en ese barco velero.
No te vayas, no te vayas,
no te vayas, que te quiero.


Por la mañana
El dentista de la selva
Trabajó intensamente
Con un feroche cliente.
Era el rey de la jungla,
Era un león imponente,
Con colmillos careados
Y que le faltaba un diente.

Por la tarde
Y dijo el doctor dentista
A su enfermera reciente:
-pon el cartel en la choza,
no recibo más pacientes,
ha venido un cocodrilo
que tiene más de cien dientes.


Bailaba la niña alegre
en una noche estrellada.
Movíase, al son del aire,
bajo la luna de plata.

¡Cómo bailaba la niña!
¡Cómo la niña bailaba!

Con ojos como dos faros
y finas pestañas bordadas.
Con el corazón muy blanco
y mariposas en el alma.

Danzaba la alegre niña
bajo la noche estrellada
Cómo bailaba la niña,
cómo la niña bailaba.


De ola en ola,
de rama en rama,
el viento silba
cada mañana.

De sol a sol,
de luna a luna,
la madre mece,
mece la cuna.

Esté en la playa
o esté en el puerto,
la barca mía
la lleva el viento.


Me han traído una caracola.
Dentro le canta
un mar de mapa.
Mi corazón
se llena de agua
con pececillos
de sombra y plata.


La Tarara, sí;
la Tarara, no;
la Tarara, niña,
que la he visto yo.

Lleva la Tarara
un vestido verde
lleno de volantes
y de cascabeles.

La Tarara, sí;
la tarara, no;
la Tarara, niña,
que la he visto yo.

Luce mi Tarara
su cola de seda
sobre las retamas
y la hierbabuena.

Ay, Tarara loca.
Mueve la cintura
para los muchachos
de las aceitunas.


El lagarto está llorando.
La lagarta está llorando.
El lagarto y la lagarta con delantalitos blancos.
Han perdido sin querer su anillo de desposados.

¡Ay! su anillito de plomo,
¡ay! su anillito plomado
Un cielo grande y sin gente
monta en su globo a los pájaros.

El sol, capitán redondo,
lleva un chaleco de raso.
¡Miradlos qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos!

¡Ay, cómo lloran y lloran!
¡Ay, ay, cómo están llorando!


A la fresca de junio nació,
Bicho, bichín, bichón.
Tras la alegría de mayo,
como un ratón.

Con sonrosadas mejillas
y dedos muy largos.
Con la sonrisa pintada
¡y el juicio ya bien formado!
Así vino al mundo,
tras despedirnos de mayo,
el príncipe de los sabios:
…Bichín…

¡Bichín Colorado!

Anunciando la madrugada llegó,
Bicho, bichín, bichón.
Tiñéndolo de amor todo
con su canción.


En medio del puerto,
con velas y flores,
navega un velero
de muchos colores.

Diviso a una niña
sentada en la popa:
su cara es de lino,
de fresa, su boca.

Por más que la miro,
y sigo mirando,
no sé si sus ojos
son verdes o pardos.

En medio del puerto,
con velas y flores,
se aleja un velero
de muchos colores.


Verde, lenta, la tortuga.
¡Ya se comió el perejil,
la hojita de la lechuga!
¡Al agua, que el baño está
rebosando!
¿Al agua, pato!
¡Y sí que me gusta a mí
y al niño ver la tortuga
tontita y sola nadando!

Poemas fáciles para niños de primaria

En esta sección encontraras los mejores poemas cortos y fáciles para los pequeños que se encuentren cursando la primaria. De esta forma podrán perfeccionar su vocablo, su lectura, y todo a lo que conlleva el estudio de la literatura.


Agua, ¿dónde vas?
Riendo voy por el río
a las orillas del mar
Mar, ¿adónde vas?
Río arriba voy buscando
fuente donde descansar
Chopo, y tú ¿qué harás?
No quiero decirte nada
Yo…, ¡temblar!
¿Qué deseo, qué no deseo
por el río y por la mar?
Cuatro pájaros sin rumbo
en el alto chopo están.


¿Qué dirá la gente
si por las veredas
salgo a pintar gallos
con mis acuarelas,
si beso al florista
por tantos jazmines,
o a mis siete gatos
les tejo escarpines?

¿Qué dirá la gente
si con tantas ganas
sumo otro domingo
a cada semana,
si crío un canguro
dentro de mi casa
o enciendo fogatas
sobre la terraza?

¿Qué dirá la gente
—que en todo se mete—
si en el subterráneo
salto el molinete,
si suelto tu nombre
desde un campanario
y que yo te quiero
publico en el diario?


Los lobos en el monte
los pollitos en el corral
los peces en el agua
los barcos en el mar.
Ya todo está en su sitio,
ya todo en su lugar.
Los niños en la escuela
y los patos a volar


Vamos a la escuela
¡llévame mamá!
Están mis amigos
y quiero jugar.

Mi escuela es bonita
me gusta allí estar.
Aprendemos cosas
y a no pelear

¡Vamos a la escuela!
¡Llévame mamá!


Un zapato presumía
ante una vieja alpargata
yo siempre salgo a la calle
tú siempre en casa y en bata
Voy de fiestas y banquetes
todo el mundo me desea
con tacón o sin tacón
por la calle me pasean
Pero al llegar a la casa
dice ufana la alpargata
todo el mundo te rechaza
y alegres en mí descansan.

Poemas en inglés cortos y fáciles para niños

En esta otra parte de nuestro articulo te dejaremos un compilado con los mejores poemas en ingles para que los niños puedan aprender dicho idioma de una manera divertida y practica. No te preocupes que el nivel de ingles implementado es apto para niños pequeños.


When I was One,
I had just begun.
When I was Two,
I was nearly new.
When I was Three
I was hardly me.
When I was Four,
I was not much more.
When I was Five,
I was just alive.
But now I am Six,
I’m as clever as clever,
So I think I’ll be six now for ever and ever.


First I saw the white bear, then I saw the black;
Then I saw the camel with a hump upon his back;
Then I saw the grey wolf, with mutton in his maw;
Then I saw the wombat waddle in the straw;
Then I saw the elephant a-waving of his trunk;
Then I saw the monkeys—mercy, how unpleasantly they smelt!


My house is red – a little house
A happy child am I.
I laugh and play the whole day long,
I hardly ever cry.

I have a tree, a green, green tree,
To shade me from the sun;
And under it I often sit,
When all my play is done.


SWING, swing, swing,
Through the drowsy afternoon ;
Swing, swing, swing,
Up I go to meet the moon.
Swing, swing, swing,
I can see as I go high
Far along the crimson sky ;
I can see as I come down
The tops of houses in the town ;
High and low,
Fast and slow,
Swing, swing, swing.

Swing, swing, swing,
See ! the sun is gone away ;
Swing, swing, swing,
Gone to make a bright new day.
Swing, swing, swing.
I can see as up I go
The poplars waving to and fro,
I can see as I come down
The lights are twinkling in the town,
High and low,
Fast and slow,
Swing, swing, swing.


The mountain and the squirrel
Had a quarrel,
And the former called the latter
“Little prig.”
Bun replied,
“You are doubtless very big;
But all sorts of things and weather
Must be taken in together
To make up a year
And a sphere.
And I think it no disgrace
To occupy my place.
If I’m not so large as you,
You are not so small as I,
And not half so spry:
I’ll not deny you make
A very pretty squirrel track.
Talents differ; all is well and wisely put;
If I cannot carry forests on my back,
Neither can you crack a nut


There was a little guinea pig,
Who being little, was not big;
He always walked upon his feet,
And never fasted when he eat.

When from a place he run away,
He never at the place did stay;
And while he run, as I am told,
He never stood still for young or old.

He often squeaked, and sometimes violent,
And when he squeaked he never was silent.
Though never instructed by a cat,
He knew a mouse was not a rat.

One day, as I am certified,
He took a whim, and fairly died;
And as I am told by men of sense,
He never has been living since.

Poemas fáciles para niños con autor

En esta parte del articulo encontraras los mejores poemas para niños con su correspondiente autor debajo. Una vez que terminen de disfrutar de ellos, te pedimos que los compartas en tus redes sociales favoritas citando siempre al creador del mismo para respetar los derechos de autor.


No tengas miedo al ruido
que se oye fuera,
es el viento que corre
sobre la hierba.

No tengas miedo al
viento,
que él es tu amigo,
el viento sur es bueno
para los niños.

Y cuando venga el día
saldrás al campo
y jugarás con el viento
sobre los prados.

Autor: Jose Luis Hidalgo


En este día del padre
yo te quiero regalar,
este bonito poema
que te voy a recitar.
Cuando juego con mi padre
siempre le quiero ganar,
aunque con el rabillo del ojo
yo le trato de imitar.
Cuando yo sea grande
quiero ser como papá,
fuerte y valiente si hace falta,
dulce y cariñoso de verdad.
Aunque sabes que te quiero
hoy te lo voy a decir
con estos bonitos versos
que me aprendí para tí.

Autor: Paco Mozos Valero


La manzanilla es mi vino
porque es alegre, y es buena
y porque – amable sirena –
su canto encanta el camino.

Es un poema divino
que en la sal y el sol se baña…
La médula de una caña
más rica que la de azúcar…

El color que da Sanlúcar
a la bandera de España.

Autor del poema: Manuel Machado


Mi árbol tenía
sus ramas de oro.

Un viento envidioso
robó mi tesoro.

Hoy no tiene ramas.
Hoy no tiene sueños

mi árbol callado,
mi árbol pequeño.

Autor del poema: Antonio García Teijeiro


Amistad es lo mismo que una mano
que en otra mano apoya su fatiga
y siente que el cansancio se mitiga
y el camino se vuelve más humano.

El amigo sincero es el hermano
claro y elemental como la espiga,
como el pan, como el sol, como la hormiga
que confunde la miel con el verano.

Grande riqueza, dulce compañía
es la del ser que llega con el día
y aclara nuestras noches interiores.

Fuente de convivencia, de ternura,
es la amistad que crece y se madura
en medio de alegrías y dolores.

Autor del poema: Carlos Castro Saavedra


Revuelta con el viento
mi alma has arrastrado
hasta la orilla de tu alma.
Mas mi cabeza
anclada en ese cuerpo
se revela contra la distancia
y poseída asedia tu aislamiento.
Te busca fieramente en tus palabras
con los ojos heridos
en medio de un incendio.

Autor del poema: Clara Janés


Esperé a que volvieras
durante días, semanas, años
quizá toda la vida
desde que tengo memoria

Y nunca volviste
Siempre tú, en mis sueños
Siempre tú, en mis esperanzas
Siempre tú

Y ahora que te vuelvo a ver
qué suerte,
ya no te necesito.

Autor del poema: Koldo Fierro

Poemas cortos para niños de amor

Debajo de esta seccion encontraras los mejores poemas de amor que podrás utilizar para conquistar a una persona, para dedicarle a tu pareja o simplemente para disfrutar de lo hermoso que es el amor. No te olvides de descargarlos y enviarlos por tus redes sociales favoritas o por medio de aplicaciones de mensajería instantánea.

Tu amor me hace soñar despierto,
me llena de placer y me libera de la pesadez de la vida.
Tu amor me hace suspirar y me da alegría
me permite ser feliz
Sin tu amor no sabría que hacer
por eso hermosa, no me dejes nunca
y permíteme que te demuestre todo el amor que tengo para ti.


Cómo no buscarte, si te extraño. Cómo no escribirte, si te pienso. Como no soñarte, si te deseo aquí conmigo. Cómo no enamorarte, si te quiero.


En la sexta década de mi vida
me he vuelto a enamorar,
eres tú mi amor secreto,
inconfesable, oculto, mi arrepentimiento.

Mi sueño imposible, mi realidad,
mi desvelo, el despertar, el renacer,
mi ilusión, mi amor incomparable,
mi sueño de la eternidad.


Si te sueño porque te quiero,
si te necesito porque te quiero,
si te pienso porque te quiero,
si te añoro porque te quiero,
te quiero porque te quiero
y te quiero porque eres tú.


Podrá nublarse el sol eternamente;
podrá secarse en un instante el mar;
podrá romperse el eje de la tierra
como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón;
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.


Los pajaritos están tristes cuando el cielo está nublado, a mi me pasa lo mismo cuando estoy a tu lado.


Tu sonrisa me devolvió la alegría,
que me fue robada en un beso,
de esos que no se roban por amor,
fugaz que no sentí emoción alguna.

Que no nació en el alma,
fue un beso traicionero
Que se llevó sueños e ilusiones,
dejándome sumido en la tristeza.


Te necesito para respirar,
necesito tus ojos para ver
necesito tus labios para sentir,
necesito tu alma para vivir
necesito tu existencia para sonreír
te necesito para saber amar.

Mauro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.