8 comidas saludables para niños

Para muchos padres, comprar y preparar alimentos saludables es bastante fácil. ¡Conseguir que su hijo realmente coma esos alimentos nutritivos es la parte difícil! Esto hace que las comidas sean frustrantes y deja a los padres a menudo preguntándose si sus hijos están obteniendo suficientes nutrientes. Si este es el caso en su hogar, continúe leyendo porque tenemos ocho alimentos súper saludables que le garantizamos que incluso su niño más exigente comerá.

Por qué la proteína es importante

Las proteínas son esenciales para una serie de funciones importantes, como el crecimiento, el desarrollo cerebral y la salud de los huesos. De los 20 aminoácidos, o bloques de construcción que producen proteínas, los niños necesitan obtener 9 ‘aminoácidos esenciales’ de sus alimentos.

Cómo sumar proteína a la dieta de su hijo

Las proteínas animales como la carne magra, el pescado, los huevos, la leche, el yogur y el queso contienen los 9 aminoácidos esenciales y se consideran los más importantes para el crecimiento. Las proteínas vegetales como los frijoles son proteínas incompletas y deben combinarse para lograr todo el espectro de aminoácidos. Trate de incluir pescado dos veces por semana, siendo uno de ellos una variedad oleosa como el salmón, la trucha o la caballa. Fresco, congelado o enlatado están bien, pero recuerde que los productos ahumados y enlatados tienden a ser más altos en sal.

Comidas saludables para niños

1- Semilla de lino

Este alimento de nuez vegetal está lleno de ácidos grasos Omega-3 que son necesarios para un desarrollo cerebral óptimo. La linaza se vende entera y molida, pero la investigación sugiere que la molida es mejor absorbido por el cuerpo. Intente rociar semillas de linaza molidas en el cereal o en la mezcla de golosinas dulces. Vuelva a colocar 1/4 de taza de harina con semillas de linaza molidas en la receta favorita de muffins, pan o panqueque de su hijo para agregar un impulso saludable a los productos horneados.

2- tofu

Probablemente estés pensando que su hijo nunca tocará el tofu, ¿verdad? Bueno, piénselo de nuevo. Aunque no siempre es un favorito cuando se sirve en platos enteros, el tofu es un placer para los niños cuando se utiliza para proporcionar una base cremosa en batidos y postres como nuestro Batido de Blueberry y Helado de galletas y crema. El tofu es una gran fuente de proteínas, vitaminas B, calcio y hierro, todos nutrientes que los niños a menudo necesitan más para un crecimiento y salud ósea adecuados. Pruebe una de las recetas de tofu que aparecerán en google con su hijo, y le prometemos que pedirá más.

3- Batata

Es uno de los vegetales más nutritivos (y baratos) que existen. La vitamina A en la batata mantiene los ojos sanos y actúa como un antioxidante en el cuerpo. Las batatas son las favoritas entre los bebés debido a su dulzura natural y su color brillante, pero a menudo se olvidan una vez que los niños crecen. Pruebe una batata horneada la próxima vez que necesite un plato de acompañamiento. Simplemente lave, perfore con un tenedor y hornee a 375 grados durante 45 minutos o hasta que estén tiernos. Luego, sirva como una papa al horno cubierta con azúcar de canela y yogur de vainilla. La salsa de manzana o una llovizna de sirope de arce también son buenos aderezos.

4- Yogur

Obtener muchas bacterias buenas, también conocidas como probióticos, es la clave para mantener los estómagos contentos y saludables, y el yogur es una gran fuente de esta bacteria. Limite las versiones azucaradas destinadas a niños porque a menudo son más bajas en proteínas y buenas bacterias. En su lugar, elija yogur natural sin grasa o bajo en grasa o yogur griego y vístalos con una cucharada de miel y espolvorear con fruta fresca. Busque las palabras “cultivos vivos y activos” en la caja de cartón para asegurarse de que el yogur tenga muchas bacterias beneficiosas. No olvide también que una taza de yogur cuenta para las porciones diarias de lácteos de su hijo. La mayoría de los yogures en realidad tienen más calcio que una taza de leche.

5- hummus

Esta salsa y aderezo saludable para el corazón es un alimento que la mayoría de los niños comerán, ¡siempre y cuando no les digas que está hecho de frijoles! Pero es la fibra, los carbohidratos complejos y la proteína en esos garbanzos frijoles combinados con aceite de oliva saludable para el corazón lo que hace que el hummus sea un alimento perfecto. Los carbohidratos complejos alimentan a su pequeño hijo, mientras que la proteína y la fibra lo ayudan a mantenerse contenido y libre de crisis hasta la cena. Sirva el hummus como un untable para las papas fritas horneadas o zanahorias baby o úselo en lugar de mayonesa en sándwiches y envolturas. Pruebe comprar en la tienda o prepare una versión casera rápida (Hummus tradicional).

6- Salmón

Si el salmón no es un alimento que piensas servirle a tu hijo, entonces tal vez quieras reconsiderar este pez rosado. El salmón silvestre es una excelente fuente de proteína de alta calidad que los niños necesitan para un crecimiento adecuado, así como los ácidos grasos Omega-3 que son esenciales para el desarrollo del cerebro y la salud del corazón. Otra ventaja para los padres ocupados: el salmón requiere poca sazón debido al sabor natural y se puede hornear o asar a la parrilla en solo unos minutos. Si le preocupaban los niveles de mercurio, tome nota del hecho de que la FDA clasifica consistentemente al salmón como uno de los cinco pescados más bajos en mercurio.

7- Aguacate

El aguacate está lleno de grasas monoinsaturadas, las grasas “buenas” que los niños realmente necesitan en su dieta todos los días. De hecho, se recomienda que del 25 al 35% de las calorías de los niños provengan de las grasas, principalmente las insaturadas. Entonces, ¿cómo logra que su hijo coma esta cremosa fruta verde? Hemos encontrado que el aguacate se lleva bien con los niños cuando se sirve como untado en envoltorios en lugar de mayonesa o queso crema. El aguacate maduro debe machacarse fácilmente con un tenedor. Mezcle en una pizca de jugo de limón y sal, y tiene una sabrosa extensión o salsa. Inicie a los niños con aguacate, ya que la ingesta de grasa es particularmente importante en los primeros años. De hecho, el aguacate maduro es una comida perfecta para bebés que se saca directamente de su cáscara.

8- Mango

Una taza de esta fruta tropical dulce proporciona casi un día de suministro de vitamina C que ayuda a mantener el sistema inmunológico de los niños en buen funcionamiento y mantiene los dientes y las encías saludables. También proporciona 3 gramos de fibra por solo alrededor de 100 calorías. Compre jugo fresco o mezclado en jugo para servir cortado o en un batido o postre. ¿Quieres una forma divertida de enfriar a tus hijos y ofrecerte un refrigerio nutritivo? Haga puré los cubos de mango pelados en un procesador de alimentos o licuadora; verter en moldes para paletas o bandejas de cubitos de hielo y congelar. En unas pocas horas, ¡tienes helados de mango congelados!

Espero que este articulo te haya sido de mucha ayuda y puedas alimentar a tu hijo o a quien desees de una forma correcta. Estos alimentos te ayudaran a tener un crecimiento saludable y sin tipo de complicaciones.

Hasta pronto!!!

Mauro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.