Saltar al contenido

Cómo hacer slime comestible de chocolate

Bienvenidos lectores, el día de hoy les traemos un fabuloso experimento mediante el cual les enseñaremos a nuestros niños a crear slime comestible casero. Si leíste bien, decidimos probar algo diferente y crear un slime pero esta vez comestible (de chocolate). Deje de lado esa goma gelatinosa que compraste alguna vez en la tienda y pon tus manos a la obra para realizar este divertido y a su vez riquísimo experimento. Comencemos!!!


Cómo crear un slime comestible casero

Suministros para hacer el slime comestible:

  • Leche condensada azucarada de 1-14 oz.
  • 1 barra de chocolate a elección
  • 1 cucharada de cacao en polvo, opcional
  • 1/3 a 1/2 taza de maicena, según sea necesario

Pasos para la realización del slime de chocolate:

Eche un vistazo a las fotos y lea los pasos a continuación para realizar este hermoso slime comestible. Si tienes niños a los que les encanta cocinar, esta receta será muy divertida. Comencemos!!!

  • Primero coloque la leche condensada azucarada en una cacerola junto con el chocolate y 1/3 de una taza de maicena.
  • Luego cocine a fuego medio hasta que la mezcla esté completamente incorporada.

  • A continuación, puede agregar cacao adicional, como desee, es solo para dar color!
  • La mezcla comenzará a pegarse y se formará una bola; agregue más maicena según sea necesario para reducir la adherencia. Asegúrate de no exceder los 2/3 de la taza de maicena.

  • Deje que la mezcla se enfríe hasta que sea cómoda al tacto y luego puede amasarla hasta que tenga una textura uniforme.
  • Ya esta listo para jugar, comience a estirar y aplastar. El limo eventualmente se endurecerá después del enfriamiento, pero puede recalentarse en el microondas durante 25-45 segundos. Luego, puede volver a amasarla de nuevo.

Nota adicional

Siempre me gusta mencionar que cada una de estas recetas de slime comestible tiene una textura única y es totalmente segura y no tóxica para jugar incluso con niños pequeños. Sin embargo, debido a que no utilizan los mismos productos químicos de los slimes tradicionales, no se obtiene la misma textura gomosa. Si bien tiene una textura muy fresca, es difícil imitar los slimes tradicionales.


Es elástico, esponjoso y huele increíble, ¡e incluso sabe bastante bien, también! Es completamente comestible y seguro de consumir, por lo que puedes incluirlo dentro de la dieta de sus niños. En caso de no haber entendido alguno de los pasos que detallamos con anterioridad, deje su pregunta en un comentario y nos encargaremos de responderle a la brevedad. También puedes dejar una foto de tu resultado, y a su vez compartirlo en tus redes sociales favoritas.

Hasta pronto!!!