Saltar al contenido

El mito del Conejo de Pascuas

Aunque la historia es realmente similar a la de Papá Noel, otra figura amigable que trae regalos a los niños, la mayoría de los niños probablemente nunca crean realmente en el Conejo de Pascua de la misma manera que creen en Santa Claus, después de todo, es una persona normal, a pesar de su trineo y su reno volador. Entonces, si su hijo viera a Papá Noel en la puerta de entrada, probablemente solo estaría emocionado. Pero si, en cambio, viera a un conejito gigante afuera escondiendo huevos de colores, probablemente se sorprendería, incluso hablaría con entusiasmo sobre el conejito de Pascua toda la primavera.


Los orígenes del Conejo y los Huevos de Pascuas

Los orígenes exactos del Conejito de Pascua están nublados en el misterio. Una teoría es que el símbolo del conejo proviene de la tradición pagana, específicamente del festival de Eostre, una diosa de la fertilidad cuyo símbolo animal era un conejito. Los conejos, conocidos por su reproducción energética, han simbolizado tradicionalmente la fertilidad.

Los huevos también son representativos de la nueva vida, y se cree que la decoración de los huevos para la Pascua se remonta al siglo XIII. Hace cientos de años, las iglesias hicieron que sus congregaciones se abstuvieran de comer huevos durante la Cuaresma, lo que les permitiría volver a consumirlas en la Pascua. Según History.com, en el siglo XIX, la alta sociedad rusa comenzó a intercambiar huevos decorados con adornos, incluso con joyas incrustadas, en la Pascua.

Los niños y la creencia en el Conejo de Pascuas

En cualquier caso, muchos niños ponen mucho valor en el mito del Conejito de Pascua, y esperan la llegada de su amigo con cola de algodón todo el año. Como padre, puede que te preocupe que alentar esta creencia sea perjudicial, pero eso no es realmente cierto. En realidad, se necesita mucha imaginación para que un niño crea en algo como esto, y para construir el mundo de fantasía que lo rodea, deberá: decorar huevos cada año y esconderlos antes de la Pascua, preparándolos cuidadosamente y entregando canastas cargadas de cosas, etc. Participar en este tipo de comportamiento puede ayudar a aumentar la creatividad de su hijo y desarrollar sus sentidos. Y los expertos dicen que simplemente no hay evidencia científica de que la creencia en el Conejo de Pascua tenga algún efecto perjudicial a largo plazo.

Participar en la fantasía del Conejito de Pascua es totalmente apropiado durante los primeros años de su hijo. Y además de eso, es simplemente divertido. Realmente no hay límite de edad para creer, pero si piensa que es hora de que su pequeño sepa la verdad, o se esté preguntando si ya lo sabe, puede simplemente sentarse a charlar con él y ser lo menos hiriente posible.


Esperemos que el articulo haya sido de su agrado y haya podido entender todo acerca del Conejo de Pascuas. Si tienes alguna inquietud sobre dicho tema o no has entendido algo de lo descrito con anterioridad no dudes en dejar un comentario debajo, te responderemos a la brevedad y lo solucionaremos en conjunto.

Hasta pronto!!!