Revolución Mexicana para niños

La Revolución Mexicana, que comenzó el 20 de noviembre de 1910 y continuó durante una década, es reconocida como la primera gran revolución política, social y cultural del siglo XX. Estados Unidos, el vecino del norte de México, se vio significativamente afectado por la dislocación humana que resultó: si alguien no quería pelear, la única alternativa era abandonar el país, y más de 890,000 mexicanos lo hicieron al emigrar legalmente durante la segunda década de el siglo 20.


Breve historia sobre la Revolución Mexicana para niños

La Revolución Mexicana no fue la primera guerra violenta en México. Después de la conquista de México en 1521, los ciudadanos más poderosos eran ciudadanos europeos nacidos en España o los peninsulares que vivían en el Nuevo Continente. Tres siglos después, en 1821, terminó la guerra por la Independencia (que comenzó en 1810), liberando a México de la Nueva España. Esta fue una guerra que, sin embargo, benefició principalmente a la minoría criolla (clase alta de sangre española). Un siglo más tarde, en 1910, la mayoría de la población de México eran mestizos, mexicanos mitad indígenas y mitad sangre española, y estos pueblos indígenas volvieron a levantarse en una violenta lucha armada, la Revolución Mexicana.

Causas de la Revolución Mexicana

Los principales ideales de la Revolución Mexicana surgieron de la creencia básica de que unos pocos terratenientes ricos ya no podían continuar las viejas costumbres del dominio colonial español, un sistema parecido a un feudal llamado la encomienda. Ese sistema necesitaba ser reemplazado por uno moderno en el que aquellos que realmente trabajaban la tierra deberían extraer su riqueza a través de su trabajo.

Dos grandes personajes, Francisco “Pancho” Villa, del norte de México, y Emiliano Zapata, del sur, lideraron la revolución y siguen siendo símbolos culturales e históricos clave en esta lucha por la reforma social. Los ideales agraristas de Zapata y sus seguidores, los zapatistas, se resumen en sus lemas: “Tierra y Libertad” y “La tierra es para el trabajo”. la tierra es para quienes la trabajan “). Estos lemas no han dejado de resonar en la sociedad mexicana.

La Revolución Mexicana comenzó en 1910, cuando liberales e intelectuales comenzaron a desafiar al régimen del dictador Porfirio Díaz, quien había estado en el poder desde 1877, un término de 34 años llamado El Porfiriato, violando los principios e ideales de la Constitución mexicana de 1857.

Desenlace de la guerra por la Revolución Mexicana

A fines de 1910, Francisco I. Madero, en el exilio por su activismo político, redactó el Plan de San Luis Potosí, que fue ampliamente distribuido y adoptado por los movimientos rebeldes en todo el país. En este plan, Madero convocó un levantamiento que comenzó el 20 de noviembre de 1910 para restaurar la Constitución de 1857 y reemplazar al dictador Díaz por un gobierno provisional. Su objetivo principal era establecer una república democrática y abolir términos presidenciales ilimitados. A principios de 1911, se estaba librando una gran lucha armada en el estado norteño de Chihuahua dirigido por el comerciante local Pascual Orozco y Francisco “Pancho” Villa. El éxito de las tropas del norte, o La División del Norte, provocó levantamientos contra los terratenientes en todo el país. (Para este y otros términos clave, consulte el glosario).

En el sureño estado de Morelos, ya en 1909, Emiliano Zapata había comenzado a reclutar a miles de campesinos para luchar por la reforma agraria en apoyo de El Plan de Ayala, aprobado por los partidarios de Zapata en 1911. Bajo este plan, la reforma agraria para ayudar a los campesinos (sin tierra) campesinos) mediante la redistribución de la tierra a los campesinos y lejos de poderosos terratenientes fue primordial.

El 25 de mayo de 1911, el presidente mexicano Porfirio Díaz renunció y abandonó el país. Antiguo exiliado, Francisco I. Madero, autor del Plan de San Luis Potosí (mencionado anteriormente) se convirtió en presidente después de las elecciones de 1911. Fue asesinado a principios de 1913 por un comandante de las fuerzas federales, Victoriano Huerta, quien se unió a los contrarrevolucionarios dirigidos por el sobrino de Porfirio Díaz para tomar el poder. Huerta disolvió el congreso después del asesinato de Madero y asumió el poder, pero se enfrentó a una fuerte oposición. En 1914, el presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, envió marines estadounidenses a Veracruz, México, para apoyar a los revolucionarios. Los estudiantes pueden examinar esta intervención a través de la lección EDSITEment “Para elegir buenos hombres”: Woodrow Wilson y América Latina. “Al perder batallas clave contra las tropas revolucionarias, Huerta dimitió en el mismo año y abandonó el país.

Después del final de la presidencia de la Huerta, Venustiano Carranza, un acaudalado terrateniente y jefe de la Coalición del Norte, reunió a líderes revolucionarios y militares en una conferencia para determinar el futuro de México. Villa, Zapata y sus seguidores apoyaron el Plan de Ayala para la reforma agraria (ver arriba), en oposición a Carranza y sus partidarios, quienes apoyaron el Plan de San Luis Potosí.Eventualmente, Carranza (ahora apoyado por los Estados Unidos) y sus seguidores, convocaron a una convención constitucional para redactar una ley suprema de México, que luego se presentó al Congreso. La versión final fue aprobada en 1917, consagrando la reforma agraria y los derechos económicos sin precedentes para el pueblo mexicano. Después de la aprobación de esta constitución, en 1917, Carranza, como presidente de México, procedió a ignorar sus promesas. Como consecuencia, la revolución continuó hasta 1920. Carranza fue asesinado y el general Álvaro Obregón subió al poder.

Arte y cultura durante la revolución Mexicana

La Revolución Mexicana dio origen a una variedad de nuevas corrientes artísticas en la literatura, las artes visuales y la música. La literatura de la Revolución mexicana es un campo rico e incluye obras reconocidas como obras maestras de la literatura latinoamericana, como Los de abajo, de Mariano Azuela, que se publicó en 1915 y sigue siendo un clásico literario.

Nacido en 1873, Azuela era un médico de campo con las tropas revolucionarias del norte. Sus propias experiencias y las circunstancias que llevaron a la gente a luchar en la revolución, así como las condiciones de guerra a menudo brutales, se describen en su novela con realismo a veces crudo. La novela narra la historia del campesino Demetrio Macías, quien es considerado un enemigo del terrateniente local y tiene que escapar de la persecución. Deja a su familia y escapa a las montañas, reuniendo a un grupo de personas para luchar en la Revolución mexicana contra las tropas del general Huerta. Los diferentes tipos de personas que forman parte del grupo Demetrio Macías representan las diversas facciones que lucharon en la revolución: los hombres educados e idealistas; los campesinos desesperados y pobres; y los diferentes tipos de mujeres que se unieron a la lucha. Hacia el final del libro, los revolucionarios parecen haber perdido de vista sus objetivos e ideales iniciales y la moral desaparece.

Una novela más reciente, Esperanza Rising, de Pam Muñoz, cuenta la historia de los inmigrantes que huyeron a Estados Unidos desde el punto de vista de una adolescente. La lección EDSITEment Esperanza Rising: Aprender a no temer comenzar de nuevo (también disponible en una versión en español) será útil para los maestros que quieran reflexionar sobre los costos humanos de la Revolución Mexicana.

Otras formas de expresión cultural relacionadas con la Revolución mexicana incluyen el movimiento muralista en la pintura y la música corridos. También vale la pena señalar que algunos de los alimentos más populares en México (y fuera de México) provienen de los días de la Revolución Mexicana, incluidos los famosos “alimentos a la fuga”, como “burritos” o “tacos”. de discada norteña “.

Mauro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.