Saltar al contenido

Cuentos infantiles clásicos

Bienvenido lectores a un nuevo artículo sobre cuentos clásicos infantiles. Siéntase libre de disfrutar de estas grandes historias, cuentos de hadas y fábulas infantiles para niños desde la comodidad de su casa, en la escuela o donde esté. ¡Ayudarán a los más pequeños a aprender a leer, a interpretar la trama y a tener en cuenta los valores que estos nos trasmiten!.

Cuentos Clásicos infantiles

Cuentos clásicos que son una tradición

Hay miles y miles de historias que a los niños les apasiona leer, pero a medida que pasa el tiempo, la naturaleza de las mismas también cambia. Sin embargo, aquí es donde las historias clásicas toman importancia, ya que son aquellas que resisten el paso del tiempo y siguen siendo populares en todo momento. Entre ellas podemos destacar cuentos como Robin Hood, Frankestein, Caperucita Roja, Blancanieves y los 7 enanitos, Pinocho, entre muchos otros.

Estos maravillosos cuentos infantiles nos han formado desde chico y nos han inculcado valores altamente satisfactorios para implementar en nuestras vidas y mejorarnos como personas. A su vez, nos han ayudado a entretenernos esos días grises y lluviosos, y a nos han facilitado el sueño aquellos días de insomnio.

Como padre, hay muchas cosas que puede hacer, pero lo más importante es darle a su hijo uno buenos cuentos clásicos para que disfruten. O léales algunos, en caso de que el niño ni pueda leerse solo. Estos son excelentes maestros y a su vez una divertida herramienta para abrir la mente de un niño. Al exponer a su joven a los cuentos de hadas, los incluye en una tradición eterna.

Historias clásicas con valores y enseñanzas

La importancia y los beneficios de los cuentos clásicos

Los cuentos clásicos benefician a los niños de muchas maneras. La primera es que suelen ser buenas historias, ya que involucran personajes con los que los niños pueden identificarse o admirar. Los protagonistas típicos de un cuento de hadas incluyen caballeros, príncipes, princesas, elfos, enanos, niños y otros tipos de personajes emocionantes. Estos se encuentran en gran peligro y deben usar su ingenio, suerte y esfuerzos para reclamar la victoria en nombre de todo lo que es bueno.


Los niños también se benefician de los cuentos clásicos ya que este tipo de historias vienen con varias lecciones de vida, moral y sabiduría profunda. En Blancanieves, el personaje principal necesita a los siete enanos místicos para vencer a la malvada bruja. Cada enano tiene un defecto diferente, pero también una fuerza diferente. Juntos forman un gran grupo de aventureros y triunfan sobre el mal.

Para un niño, un cuento de hadas golpea todos los puntos claves, y esto es importante porque es ideal que su niño ejercite su imaginación. Una imaginación fuerte ayuda a formar un cerebro sano. Sheila Kohler en Psychology Today dijo que “me parece muy importante, quizás aún más importante hoy, que estas historias antiguas se repitan una y otra vez. La violencia dentro de ellos siempre está contenida dentro de una estructura satisfactoria con una inversión y el final feliz requerido. Aquí el bien y el mal están tan convenientemente y completamente separados”. No hay áreas grises en un cuento clásico.

Esta distinción entre el bien y el mal ayuda al niño a relacionarse con el príncipe, la princesa u otro personaje héroe y extraer lecciones importantes sobre el comportamiento y el manejo de situaciones difíciles.

Cuentos populares para soñar y aprender

Los niños tienen una gran habilidad para aprender porque su curiosidad insaciable hace una gran parte del trabajo, por lo que podemos usar historias para enseñarles valores como amistad, respeto, sinceridad, generosidad, modestia, lealtad, etc. De esta manera, lo harán fácilmente. y será más agradable aprender que cada acción tiene ciertas consecuencias.

A través de los cuentos, los niños aprenden a conocer otros personajes, otras culturas y otras formas de pensar y sentir, lo que les ayudará a comprender por qué se sienten de cierta manera o por qué hay personas que son diferentes en términos de religión, cultura y valores. .

Mejora la comprensión lectora y fomenta el hábito de la lectura.

Leer cuentos a nuestros hijos ayuda a mejorar su comprensión de lectura. Esta es una habilidad básica que se desarrolla en una serie de habilidades relacionadas: dominio del lenguaje hablado, lectura de placer y pensamiento crítico. El desarrollo de la comprensión lectora proporciona a los niños las herramientas necesarias para la vida académica, profesional y social.

Saber leer no solo es tener la capacidad de interpretar letras y pronunciarlas correctamente; también significa tener la capacidad de entender lo que se lee, saber lo que significa el autor y formar nuestra propia opinión al respecto. Por lo tanto, se trata de dar sentido al texto leído y sacar nuestras propias conclusiones.

Compartir momentos juntos con niños.

Si compartimos un momento de lectura cada día con nuestros hijos, fortaleceremos el vínculo de afecto y comprensión mutua con ellos. Esto facilita que los niños tengan la seguridad de desarrollar una autoestima saludable.

“Los cuentos de hadas son más que ciertos, no porque les digan a los niños que los dragones existen, sino porque les dicen que los dragones pueden ser derrotados” -Gilbert Keith Chesterton-

Mejora la escritura

Leer y escribir tienen una conexión muy fuerte entre sí. Un buen lector tiende a ser un buen escritor. Escribir permite a los niños organizar sus pensamientos y expresarse. Escribir también mejora la concentración y la reflexión, ya que requiere atención especial.

Cuando el sistema escolar finlandés decidió trasladar todas las clases de escritura a la computadora, eliminando así la escritura a mano, causó un gran debate. Pero aunque la nueva tecnología tiende a eliminar la escritura a mano, no podemos olvidar algunos de los beneficios que trae este estilo de escritura: hace que sea más fácil concentrarse, nuestro cerebro se activa, nos permite tomarnos nuestro tiempo para pensar en lo que queremos por ejemplo, fomenta la estructura del lenguaje y tiene una conexión con un movimiento más natural para nosotros que trabajar en teclados y pantallas.

Los científicos de la Universidad de Indiana realizaron algunos experimentos que demostraron que al escribir las cosas a mano, se activan más regiones del cerebro y se mejora el aprendizaje de formas, símbolos e idiomas. Además, como explican los autores del estudio, la escritura a mano ayuda a las personas a expresar mejor sus pensamientos e ideas. Finalmente, no olvidemos que todos tenemos nuestra propia letra. Puede ser agradable o desordenado, pero siempre será una forma única de identificarnos.

Incremento de la creatividad.

La creatividad es la generación de nuevas ideas o conceptos o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que normalmente producen soluciones originales. Leer historias proporciona a nuestros pequeños los ingredientes necesarios para que su imaginación se ponga en marcha y comience a hacer preguntas, sin que sientan la necesidad de responderlas para responder a una situación real. Además, a través de las historias, llegarán a conocer lugares imaginarios, figuras fantásticas y aprenderán que la imaginación no tiene límites.

“La imaginación es más importante que el conocimiento.” -Albert Einstein-